Además de la prueba genética Septin 9 de Swiss Diagnosys, existen otros métodos, los tradicionales, para detectar el cáncer de colon. Son estos...

COLONOSCOPIA CONVENCIONAL
La colonoscopia es una exploración que permite la visualización de todo el intestino.  Previamente a su realización, el intestino grueso se limpia de residuos sólidos mediante el uso de enemas, la abstención de todo tipo de comida sólida durante dos o tres días antes del examen y la ingestión de laxantes. Después se realiza un tacto rectal y se introduce por el ano un tubo flexible con una cámara en su extremo.  Se utiliza como prueba diagnóstica, aunque es especialmente valiosa cuando existe algún indicio previo ya que permite la extracción de biopsias y la realización de terapéutica endoscópica. La prueba se suele llevar a cabo bajo sedación, generalmente sedación profunda inconsciente, lo que evita que el paciente llegue a experimentar demasiadas molestias durante el procedimiento.  Los pacientes deben contar con alguien que los lleve a su casa después del examen, ya que se sentirán aturdidos e incapaces de conducir. A pesar de su correcta realización, no está exenta de riesgo de complicaciones (principalmente perforación de colon y/o hemorragia), lo que ocurre aproximadamente 1/1.000 exploraciones, aumentando la probabilidad de aparición si se realizan procedimientos terapeuticos (esclerosis, polipectomia, dilataciones, etc. alcanzando hasta el 1% el riesgo de aparición de complicaciones)

COLONOSCOPIA VIRTUAL
A diferencia de la convencional, la colonoscopia virtual no require anestesia y se efectúa con el paciente tumbado boca abajo sobre el tomógrafo computerizado insertando una sonda flexible dentro del recto. Esta sonda tiene un diámetro aproximado de 2 cm. A través de la sonda se bombea aire en el colon, que se ha limpiado previamente de residuos sólidos con los mismos preparativos previos que se realizan en una colonoscopia convencional. Posteriormente se toman imágenes tridimensionales del colon con el TC helicoidal que permiten navegar por su interior. A diferencia de la colonoscopia convencional, si se detecta una lesión o pólipo, no se podrá tomar una muestra del mismo.


ANÁLISIS DE SANGRE OCULTA EN LAS HECES
La prueba de sangre oculta en heces se puede hacer para verificar algunas afecciones intestinales o cáncer colorrectal. El cáncer colorrectal afecta el intestino grueso (colon) y el recto. La sangre en las heces puede ser el único síntoma de cáncer colorrectal, pero no toda la sangre en las heces es causada por el cáncer. Otras afecciones que pueden causar sangre en las heces son las hemorroides, fisuras anales, pólipos de colon, úlceras pépticas, colitis ulcerosa, reflujo gastroesofágico, enfermedad de Crohn y el uso de aspirina o medicamentos antiinflamatorios no esteroideos

SIGMOIDOSCOPIA
Los médicos revisan el recto y la parte inferior del colon con un tubo luminoso llamado sigmoidoscopio. El médico puede generalmente extirpar los pólipos a través del tubo. 

ENEMA DE BARIO DE DOBLE CONTRASTE
Este procedimiento incluye varias radiografías del colon y del recto. El paciente recibe un enema con una solución de bario y se le inyecta aire por el recto. El bario y el aire mejoran las imágenes radiográficas del colon y del recto. 

EXAMEN RECTAL DIGITAL
El examen rectal frecuentemente forma parte del examen físico de rutina. El profesional médico inserta un dedo enguantado y lubricado dentro del recto para ver si siente algo anormal. Este examen sólo permite la evaluación de la parte más inferior del recto.